Cigüeña blanca

Taxonomía


Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Aves
Orden: Ciconiformes
Familia: Ciconidae
Género: Ciconia
Especie: Ciconia ciconia
(Linnaeus, 1758 )

¿Quién es?


La cigüeña blanca (Ciconia ciconia) es una especie de ave Ciconiiforme de gran tamaño, perteneciente a la familia Ciconiidae. Su plumaje es mayoritariamente blanco con negro en las alas, y las patas y el pico de los adultos adquieren un color rojo. Mide un promedio de 100 y 115 cm desde la punta del pico hasta el final de la cola, y sus alas pueden llegar a tener una envergadura entre 155 y 215 cm. Las dos subespecies, que son ligeramente diferentes por su tamaño, se aparean en Europa, el noreste y sur de África y el sudoeste de Asia. El 25% de la población mundial está concentrada en Polonia.

¿Dónde vive?


Las zonas de alimentación preferidas de la cigüeña blanca se componen de pastos verdes, tierras de cultivo, y humedales poco profundos. Evita las áreas cubiertas de hierba alta y arbustos.​ Por ejemplo en la región de Chernóbil en el norte de Ucrania, las poblaciones de cigüeñas blancas disminuyeron después del accidente nuclear de 1986 cuando las tierras cultivadas fueron abandonadas y se transformaron en baldíos con arbustos y hierba alta. En algunas regiones de Polonia, las malas condiciones en las zonas de alimentación naturales obligaron las aves a buscar alimentos en vertederos desde 1999. También existen informes de cigüeñas blancas buscando alimentos en basureros en el Oriente Medio, África del Norte y África del Sur, fuera de la temporada de cría.

¿Qué come?


Se alimenta de una amplia variedad de presas animales. Prefiere buscar alimentos en praderas que se encuentran dentro de unos 5 km de su nido, en lugares con vegetación corta lo que facilita el acceso a sus presas. Su dieta varía según la temporada, la localidad y la disponibilidad de presas. Presas comunes incluyen insectos –principalmente escarabajos, saltamontes, langostas y grillos– lombrices, reptiles, anfibios –en particular ranas, como la rana comestible (Pelophylax kl. Esculentus) y la rana común (rana temporaria– y pequeños mamíferos como ratones, topos y musarañas. Presas menos comunes incluyen crías y huevos de aves, peces, moluscos, crustáceos y escorpiones. Caza principalmente durante el día, tragando enteras las presas pequeñas, pero suele matar y partir presas mayores antes de tragarlas.A veces ingiere cintas de goma que confunde con lombrices de tierra, lo que puede resultar en una obstrucción fatal del tracto digestivo.

¿Cómo se reproduce?


La cigüeña blanca se reproduce en zonas agrícolas abiertas con acceso a humedales pantanosas; construye un nido grande en la cima de árboles, edificios, o en plataformas artificiales levantadas específicamente para este propósito. El nido se construye de ramas y palos, y tiene un diámetro de 0,8–1,5 m, una profundidad de 1–2 m, y pesa entre 60 y 250 kg.A menudo los nidos se construyen en colonias cuya composición puede variar a lo largo de los años.

Como fueron considerados un buen augurio, las cigüeñas no fueron perseguidas y a menudo anidan cerca de asentamientos humanos; en el sur de Europa, se puede observar nidos de cigüenãs en los campanarios de iglesias y en otros edificios. El nido suele ser utilizado año tras año, sobre todo por los machos mayores. Los machos llegan a principios de la temporada de cría y eligen los nidos. Los nidos más grandes son asociados con un mayor éxito en la cría, y parecen ser buscados. El cambio de nido es a menudo relacionado con un cambio en la composición de la pareja, y la falta de éxito en la cría en el año anterior; las aves más jóvenes son más propensas a cambiar de sitio de anidación.

La composición de la pareja puede cambiar varias veces durante la primera fase de la temporada reproductiva, y la cría sólo comenzará después de que se haya establecido un apareamiento estable

¿Sabías que…?


La cigüeña blanca ha tenido un impacto notable en el folclore y la cultura humana debido a su comportamiento de anidación cerca o dentro de asentamientos humanos, su gran tamaño, y la depredación de animales dañinos.En Antiguo Egipto se la asoció con el jeroglífico del Ba, o «alma».

La palabra hebreo para la cigüeña blanca es chasidah, cuyo significado es «misericordioso» o «bueno».

La mitología griega y romana retratan las cigüeñas blancas como modelos de devoción paterna, y se creía que no murieron de vejez, pero que volaron a las islas y adoptaron la apariencia de seres humanos. El ave aparece en dos de las fábulas de Esopo: La zorra y la cigüeña y El granjero y la cigüeña.

Se creía también que cuidaron de sus padres ancianos, dándolos de comer y hasta transportándolos, y los libros de niños las presentaron como un modelo de valores filiales. Una ley griega llamada pelargonia, derivada de la palabra griega pelargos para cigüeña, obligó a los ciudadanos de cuidar de sus padres envejecidos.​ Los griegos también decretaron que la muerte de una cigüeña podría ser castigada con la pena de muerte.

Presuntamente estaba protegida en antigua Tesalia, por cazar serpientes y por la creencia común de que era el «pájaro blanco» de Virgilio.​ Los escritores romanos mencionaron que la llegada de la cigüeña blanca en la primavera era el señal para los agricultores de plantar sus viñas


Fauna europea